top of page

La Experiencia del Voluntario: Naomi

Actualizado: 24 ago 2021

Este blog es parte de una serie. Visita nuestros demás blogs para ver más acerca de nosotros!



En 2010, GUIMEDIC comenzó con un solo médico que viajaba a lugares remotos con una mochila llena de suministros médicos. Desde entonces, más de 1.200 voluntarios han trabajado con GUIMEDIC y lo han ayudado a convertirse en lo que es hoy. Los voluntarios son una parte absolutamente necesaria del trabajo que se realiza a través de esta organización, ya que sus principales proyectos se llevan a cabo a través de clínicas móviles donde grupos de médicos y estudiantes de medicina voluntarios viajan en camioneta, bote, a pie o en avioneta para llegar a lugares remotos donde no hay doctor. Estar en un país donde a los estudiantes de medicina se les permite asistir en consultas bajo la supervisión y asistencia de médicos es lo que permite que GUIMEDIC continúe expandiéndose y generando el impacto que lo hace. Debido a que los estudiantes de medicina están ansiosos por comenzar con experiencias prácticas y también están bajo la presión de entrar en especialidades competitivas, tienden a estar extremadamente entusiasmados por participar en las brigadas GUIMEDIC. Vemos que cada semana en cuanto se publican las oportunidades de brigada, los lugares se llenan en cuestión de minutos. Estamos agradecidos de tener un grupo de estudiantes de medicina voluntarios deseosos y disponibles para nosotros y siempre estamos aceptando más voluntarios para unirse a nuestro grupo. Si estás interesado en ser voluntario y quieres saber cómo es, esta publicación de blog es para ti.

Continúe leyendo sobre una entrevista con una de nuestras voluntarias actuales, Naomi.


 

¿Quién eres y cuánto tiempo llevas trabajando como voluntario en GUIMEDIC?


Mi nombre es Naomi Graham. Soy de Alaska y ahora soy un estudiante de tercer año de medicina en México. ¡He estado con GUIMEDIC durante casi dos años como voluntario para brigadas y desarrollo de redes sociales!



¿Cómo ha sido su experiencia trabajando con GUIMEDIC en general?


Mi experiencia con GUIMEDIC ha sido increíble. Cuando decidí estudiar medicina en Mexico como extranjera, sabía que podría tener una experiencia clínica que no podría obtener en los EE. UU. Sin embargo, no me di cuenta de lo asombrosa que sería la experiencia clínica, o de que GUIMEDIC sería tan generoso como para dar a tantos de sus voluntarios como yo la oportunidad de participar íntimamente en la parte administrativa de su organización. Ha sido mucho más que aprender sobre medicina clínica, me ha traído amigos y relaciones para toda la vida y me ha ayudado en mi desarrollo personal.



¿Hay algo que experimentaste mientras trabajabas con GUIMEDIC que no esperabas?


Por un lado, no esperaba poder viajar a tantos lugares hermosos tan lejos. Siendo de Alaska, me encanta caminar y explorar. No me di cuenta de que esa parte de mí se cumpliría al mismo tiempo que pudiera practicar la medicina, ¡es como un sueño hecho realidad! Tampoco esperaba cuánto crecería en mis habilidades de comunicación con el paciente. Pensé que tal vez solo aprendería habilidades clínicas básicas, pero cuando me di cuenta de que básicamente no se puede hacer nada entre un médico y un paciente a menos que haya una comunicación buena y clara, fue entonces cuando comencé a desarrollar esas habilidades. Hacer que los pacientes (especialmente aquellos que tal vez nunca hayan visto a un médico antes) confíen en mí requiere tanta habilidad como cualquier examen o maniobra que pueda realizar.



¿Qué habilidades clínicas ha mejorado más desde que empezaste a trabajar con GUIMEDIC?


Hablando de habilidades puramente clínicas, debo decir que siento que he mejorado más en habilidades de razonamiento. Lo más difícil para mí durante mi primera brigada médica fue escuchar los síntomas de un paciente y tratar de conectarlos con la información recopilada a través del examen físico para tratar de generar una lluvia de ideas sobre un posible proceso patológico. Al principio, todos los síntomas parecían no estar relacionados en mi mente, incluso cuando en clase en papel podíamos juntarlos lo suficientemente bien como para responder una pregunta de prueba. Estar en el campo haciendo medicina es muy diferente a leer palabras en papel. Pero poco a poco se encendió la bombilla de mi cerebro para poder discernir lo que estaba sucediendo con muchos de los pacientes que encuentro.



¿Hay algún miedo o inseguridad que superaste trabajando con GUIMEDIC?


Uno de mis mayores temores en mi primera brigada fue hablar en español a los pacientes. Tenía solo unos pocos años de experiencia hablando el idioma y, en general, era tímido para hablarlo frente a la gente. GUIMEDIC me obligó a superar eso una hora después de llegar a mi primera brigada cuando nos dimos cuenta de que había demasiados pacientes esperándonos y que nuestros grupos de dos tenían que dividirse y todos teníamos que llevar nuestros propios pacientes para poder llegar a todos. Parecía mucho más fácil hablarlo en una brigada que frente a amigos porque las personas con las que estaba viendo eran nuestros pacientes y sabía que no había lugar para mis inseguridades y que, al final, se trataba de ellos, no de mí. Entonces, tuve que dejar todos mis miedos a un lado por su bien. Realmente me ha ayudado y siento que no tengo ningún problema casi dos años después.



¿Cuál es un recuerdo que más te ha impactado trabajando con GUIMEDIC?


¡Ha habido tantos! Uno de ellos que se destaca en mi mente fue ver a una mujer joven de mi edad venir por preocupaciones ginecológicas. Ella me explicó sus síntomas y yo estaba confundida porque no parecían "síntomas" en absoluto, sino simplemente una parte natural de ser mujer. Después de hacer algunas preguntas para tratar de comprender las preocupaciones de esta joven, admitió que una mujer mayor del pueblo le había dicho que esto era un signo de cáncer de útero. Finalmente entendí la constante mirada de preocupación en el rostro de esta mujer; pensó que podría morir. Después de más preguntas y exámenes, supimos que, en realidad, estaba muy sana en general. Tomó de 20 a 30 minutos tranquilizarla y simplemente hablar con ella sobre el sistema reproductivo femenino y lo que las mujeres podemos experimentar que puede variar de persona a persona. Al final, todavía parecía un poco preocupada, así que le dijimos que íbamos a regresar en 2 semanas y que estaremos aquí si todavía está preocupada.


Esto me impactó porque no puedo imaginarme a las mujeres jóvenes en este mundo viviendo con miedo debido a la falta de educación básica sobre sus propios cuerpos. Estas jóvenes tienen muchas otras cosas de las que preocuparse en su vida diaria, que para la mayoría de ellas en estos pueblos incluye criar a sus hijos, cuidar de parientes ancianos, mantener el hogar y enviar a sus hijos a la escuela.


GUIMEDIC y sus voluntarios toman el tiempo para hablar con los pacientes sobre estas cosas y realmente educarlos sobre su salud con el fin de capacitarlos para que tomen su salud en sus propias manos. ¡Esta es una de las cosas que hace que GUIMEDIC sea tan especial!



¿Cómo crees que trabajar con GUIMEDIC te ayudará en el futuro fuera de tu carrera profesional?


Una de las habilidades más importantes que siento que GUIMEDIC me a hada que impactará no solo mi futura carrera como médico, sino también mi vida en general, es probablemente la capacidad de liderazgo. GUIMEDIC te enseña muy bien a trabajar en equipo, ya que en la mayoría de las brigadas estarás asociado con uno o dos voluntarios más para brindar atención. Cuando has estado en suficientes brigadas, comienzas a ser responsable de enseñarles a los nuevos voluntarios, y eso también me ha ayudado a crecer. Muchas veces quiero hacer las cosas a mi manera, interactuando y tratando a los pacientes como yo quiero, pero GUIMEDIC me ha enseñado a ser paciente con todos mis compañeros y a disfrutar observando la forma única en que interactúan con los pacientes. Además, tener la función de coordinar el área de redes sociales y marketing también me ha ayudado a adquirir muchas “habilidades con las personas”. ¡Me encanta ser parte de este equipo!



¿Qué le dirías a alguien que esté interesado en ser voluntario de GUIMEDIC en el futuro?


¡Hazlo! Ser voluntario para una brigada por primera vez puede ser estresante, pero recibirás MUCHO apoyo. No tendrás ni idea de lo que estás haciendo, y eso está absolutamente bien. Tendrás que ser humilde al pedir ayuda y practicar diciendo "No sé", ¡pero después de varias brigadas te sentirás extremadamente confiado, agradecido y listo para transmitir lo que has aprendido a otros!


 

Agradecemos a Naomi por compartir su historia. Si quieres escuchar más historias como esta, cada dos semanas en nuestra página oficial de Instagram de GUIMEDIC publicamos un #VolunteerViernes donde los voluntarios comparten información sobre sus experiencias con GUIMEDIC. Puedes encontrarnos en @Guimedic_Mx.


Para obtener más información sobre cómo funcionan las brigadas y cómo participar en una, puede consultar el siguiente documento PDF elaborado especialmente para este propósito.


GUIMEDIC Brigade Guide
.
Descargar • 19.71MB

コメント


bottom of page